Hornos continuos para el tratamiento térmico en atmósfera de hidrógeno

Para los procesos continuos con tiempos de ciclo fijos como p.ej. el calentamiento previo, envejecimiento, revenido o recocido, los hornos continuos constituyen la elección óptima. El diseño del horno depende de la producción requerida, los requisitos del proceso para el tratamiento térmico como p.ej. la temperatura del proceso, la atmósfera del proceso y el tiempo de ciclo requerido.

Para el tratamiento térmico de piezas pequeñas en cantidades grandes en una atmósfera de gas protector o reactivo, como p.ej. la soldadura con estaño, el templado o el recocido, ofrecemos hornos de funcionamiento continuo.

El uso de una retorta hermética permite establecer atmósferas de gases protectores controladas en el horno. Si se utiliza hidrógeno o gas de desdoblamiento como gas de proceso, el horno se equipa con el correspondiente dispositivo de seguridad.

En la selección del sistema de transporte influyen factores como, p.ej., la temperatura máxima de trabajo, la carga, la geometría de la mercancía. Las cintas de transporte convencionales son correas de eslabones o cintas de metal. Para el recocido de alambres o flejes, se emplean hornos de túnel de cinta o alambre en los que la carga se desenrolla delante y se vuelve a enrollar detrás del horno, siendo conducida de este modo a través del horno.

Para un rápido enfriamiento de los componentes, se monta, directamente en la zona de calentamiento, un revestimiento doble refrigerado por agua cuya longitud queda determinada por los requisitos que debe cumplir la temperatura de extracción.

A este respecto, véase también nuestro vídeo del producto.